Edimburgo, un lugar opulente en historia con un paisaje singular

Edimburgo es una de las ciudades más bonitas de Europa, atravesada por una serie de colinas rocosas con vistas al mar. Es una ciudad directamente trenzada con su panorama, con edificios y monumentos encaramados sobre riscos y eclipsados por precipicios.

Desde la original mezcla de monasterios medievales del centro histórico aglomerados al lado de la Royal Mile, su horizonte de torretas entretejido entre el oscuro Castle Rock y la empalizada bermeja de Salisbury Crags, hasta la custodiada red de nobleza neoclásica de New Town, Edimburgo ofrece una perspectiva en constante cambio.

diseño
Źródło: pixabay.com
Ir a Edimburgo nunca ha sido tan fácil, como lo es actualmente, gracias a la opción de vuelos de bajo costo. La Atenas del Norte, un apodo de Edimburgo del siglo XVIII creatdo por los importantes eruditos de la Ilustración escocesa, es una ciudad de alta cultura y elevados modelos, de arte y ficción, filosofía y conocimiento. Es aquí donde cada verano se realza el festival de arte más relevante del mundo, como un fénix, de las cenizas de las críticas favorables del año pasado y las taquillas rotas para elaborar otra serie de superlativos.

Como un libro escogido, Edimburgo es una ciudad en la que querrás sumergirte una y otra vez, probando cada vez una cosa distinta: el castillo dilacerado contra un firmamento cerúleo de primavera con una neblina amarilla de narcisos empapando las laderas debajo de la llanura; trompicar de un club en un amanecer de verano, con solo el ladrido de los pajaros que interrumpen el silencio insospechado; ir a un café en una fría mañana de inverno con la niebla que atrapa las vías del casco antiguo; y fuegos artificiales de la fiesta que crepitan en el cielo nocturno mientras te paras, inmóvil, en medio de la multitud en Princes Street Gardens.