Las impresiones maravillosas del viaje en el Tren Transiberiano

Revela una preferencia por los viajes en tren y la consecutiva pregunta será casi invariablemente: “¿Has hecho el Transiberiano?” Es el itinerario que casi todos desean probar, quizás porque comúnmente se piensa que es lo mejor que se puede hacer en un solo tren.

viaje
Autor: Lukas Plewnia
Źródło: http://www.flickr.com
Como prologo a la infinidad del país más amplio del mundo y sus panoramas, el itinerario transiberiana no tiene rival.
Para aprovechar de las horas más tardías de luz solar y la oportunidad de buen tiempo, lo preferible es viajar entre mayo y septiembre, no obstante es más barato durante el invierno. El trayecto puede dividirse en secciones con pernoctaciones en hoteles, la viabilidad favorita de numerosos que van en la ruta Vladivostok, con Irkutsk como una única pausa (para recorrer las iglesias y museos de la ciudad, vías de cabañas de madera y el buque de vapor conservado de fabricación inglesa Angara) y Kazan y Ekaterimburgo si el tiempo lo consiente. La opción de lujo es la conveniencia mecida en el estilo de tren-hotel, que maneja una amplia pluralidad de trayectos anualmente.
El primordial encanto del viaje es, ciertamente, el paisaje ruso: los vastos paisajes y la impresión de infinidad capturados tan vívidamente por artistas como Isaac Levitan e Ivan Shishkin. La taiga es atrayente.

Apreciar el panorama del alerce, el abeto claro, el pino y el abedul origina el tipo de visión que es uno de los placeres del viaje en ferrocarril, una corriente fortuita de reflexiones e imágenes que se resbala como el bosque. Los pueblos que podrían haber llegado de una obra de Levitan o Shishkin rompen el encantamiento y hacen que uno se pregunte cómo debe ser la vida en esas remotos lugares.